ACTUALIDAD LEGAL

1. Línea jurisprudencial de la  Sala Laboral de la Corte Suprema sobre el pago de aportes a pensión en períodos sin cobertura.

El extinto  Instituto de los Seguros Sociales (ISS), hoy Colpensiones, no inició su cobertura de manera uniforme en todo el país, por el contrario fue llamando  progresivamente a  inscripción obligatoria a los empleadores y trabajadores para los seguros sociales obligatorios de Invalidez, Vejez y Muerte por zonas geográficas, por lo que pasaron varios años antes de que dicha entidad llegara a todas las zonas del país, impidiendo al empleador efectuar las cotizaciones.  

La  Relatoría de la Sala de Casación Laboral de la Corte Suprema de Justicia publicó la línea jurisprudencial respecto de  la responsabilidad del empleador en cuanto al pago de los aportes a pensión de un trabajador que prestó servicios en lugares en los cuales el extinto Instituto de Seguros Sociales  no tenía cobertura.

Desde la sentencia 6681del 15 de julio de 1994 hasta la 13347 del 9 de junio de 2000, la jurisprudencia del alto tribunal sostuvo que el empleador estaba liberado del pago de los aportes a pensiones en los municipios en los que no existía cobertura del ISS.    

Posteriormente la sentencia 25759 del 29 de septiembre de 2005 estableció una posición intermedia, mediante la cual determinó que el grado de responsabilidad del empleador en el pago de aportes así como la determinación del régimen aplicable dependía de la zona geográfica en la que se ejecutara el contrato de trabajo, pues al no existir cobertura en una región por no haberse llamado a inscripción y consecuencialmente la obligación de afiliar a los trabajadores, no sería dable hablar de incumplimiento u omisión del patrono. Esta postura fue por poco tiempo, pues con posterioridad a la misma,  retomó el planteamiento inicial.

Pero desde el año 2009, mediante la sentencia 32922 y hasta la actualidad, la Corte Suprema de Justicia ha sostenido que el empleador se encuentra en la obligación de realizar el pago de los aportes no cotizados al ISS, independientemente de la zona del país y de la fecha en cual se efectúo el llamamiento para la inscripción obligatoria. Esta posición ha sido reiterada, entre otros pronunciamientos por las sentencias 35692 del 24 de enero de 2012 y 9856 del 2014.

2. Término máximo para el pago de prestaciones económicas derivadas de incapacidades médicas.

El  artículo 206 de la Ley 100 de 1993, establece que el Régimen Contributivo del Sistema General de Seguridad Social en Salud, reconocerá las incapacidades generadas por enfermedad general. Igualmente, se ha establecido que el auxilio derivado de las incapacidades se define como una prestación de tipo económico para aquellas personas que están inhabilitadas física o mentalmente para desempeñar su profesión de manera temporal o habitual.

La Corte Constitucional en reiterados pronunciamientos ha establecido que el objetivo del pago de las  incapacidades es suplir el salario por el tiempo en que las personas que lo perciben se encuentren incapacitadas, por tal razón afirma que  lo lógico es que dicha prestación se cancele con la misma periodicidad con que se paga el salario; ha dicho la Corte en la Sentencia T-138 de 2014, Magistrado Ponente, doctor Nilson Pinilla Pinilla:

 “(…) Se ha destacado la importancia del pago de incapacidades laborales, en tanto (i) sustituye el salario del trabajador durante el tiempo que por razones médicas está impedido para desempeñar sus labores, cuando las incapacidades laborales son presumiblemente la única fuente de ingreso con que cuenta para garantizarse su mínimo vital y el del núcleo familiar; (ii) el pago de las incapacidades médicas constituye también una garantía del derecho a la salud del trabajador, pues gracias a su pago la recuperación puede ser apacible, sin el apremio de la reincorporación anticipada con el fin de obtener recursos para su sostenimiento y el de su familia; y (iii) los principios de dignidad humana e igualdad exigen que se brinde un tratamiento especial al trabajador que, debido a su enfermedad, se encuentra en estado de debilidad manifiesta (…)”

El artículo 2.2.3.1 del Libro 2, de la Parte 2 del Título 3 del Decreto Único Reglamentario 780 de 2016 establece entre otras cosas que, el pago de las prestaciones derivadas de incapacidades, será realizado directamente por la EPS y EOC (Empresas Obligadas a Compensar), a través de reconocimiento directo o transferencia electrónica en un plazo no mayor a cinco (5) días hábiles contados a partir de la autorización de la prestación económica por parte de la EPS y EOC. Así mismo, establece una sanción para aquellas entidades que no paguen oportunamente las prestaciones derivadas de una incapacidad, indica que quien no cumpla con el plazo definido para el trámite y pago de las prestaciones económicas, deberá realizar el reconocimiento y pago de intereses moratorios al aportante, de acuerdo con lo definido en el artículo 4 del Decreto Ley 1281 de 2002.

3. Recuerde que: Desde el día 8 de febrero de 2018 iniciaron los vencimientos de pago de renta para  los grandes contribuyentes.

4. En marzo inicia uso obligatorio de la planilla electrónica

A partir del 1 de marzo de 2018, los aportantes que tengan a su cargo diez (10) o más cotizantes y los trabajadores independientes cuyo ingreso de cotización sea mayor o igual a cuatro salario mínimos legales mensuales vigentes ($ 3.124.968) están en la obligación de realizar el pago de los aportes al Sistema de Seguridad Social Integral y Parafiscales únicamente mediante la planilla Integrada de Liquidación de Aportes (Pila) electrónica.

Vale la pena precisar que la planilla  Integrada de Liquidación de Aportes (Pila) electrónica es un formato inteligente que le permite, a todas las personas y empresas, liquidar y pagar sus aportes al Sistema de la Protección Social, es decir, a los subsistemas de salud, pensiones, riesgos profesionales, cajas de compensación, Sena e ICBF, de manera virtual a través de los operadores de información autorizados por el Ministerio de la Protección Social.  Quienes tengan ingresos inferiores a los anteriormente indicados podrán continuar diligenciando el PILA de forma asistida.