ACTUALIDAD LEGAL

1. No es considerada como una infracción de derechos marcarios la utilización de logos de marcas ajenas en la publicidad.

De acuerdo con el Concepto No. 17401465, emitido por la Superintendencia de Industria y Comercio el 17 de enero de 2018, no podrá impedirse o prohibirse la utilización de marcas o signos distintivos por parte de terceros ajenos al titular del registro marcario, cuando el uso de estos sea con el cumplimiento de los siguientes requisitos:

                        i.         Que se haga de buena fe. 

                      ii.         Que no constituya uso a título de marca.

                     iii.         Que se limite a propósitos de identificación o de información.

                     iv.         Que no sea capaz de inducir al público a confusión sobre la procedencia de los productos o servicios.

Así mismo lo estableció la Comunidad Andina de Naciones, mediante la Decisión 487 del 2000 artículo 157, así como el Tribunal de Justicia de dicho organismo quien ha señalado que deben presentarse de manera concurrente los requisitos mencionados para el uso de marcas o signos distintivos por terceros.

De acuerdo a lo anterior, el titular del registro no podrá impedir a terceros de buena fe hacer uso de los registros que están a su nombre. No obstante si el uso que se está realizando no cumple con las condiciones mencionadas, el tercero deberá obtener autorización expresa por parte del titular antes de usar el logo o marca y evitar actos de infracción de registro marcario.

2. ¿Cuándo se entiende configurada la vulneración del secreto empresarial?

La vulneración de un Secreto Empresarial se presenta en los casos en que una persona, en razón a un vínculo contractual con el titular del secreto, tuvo acceso legítimo a esa información, no tiene conocimiento del deber de reserva y revela sin autorización a un tercero dicha información, el cual, la utiliza aprovechándola en beneficio propio sin autorización.

La Superintendencia de Industria y Comercio mediante Concepto 17394944 del mes de enero de 2.018, señalo que la información de un secreto empresarial puede referirse a la naturaleza, características o finalidades de los productos; a los métodos o procesos de producción o a los medios o formas de distribución o comercialización de productos o prestación de servicios. 

La información para considerarse Secreto Comercial debe ser secreta, es decir no ser generalmente conocida ni fácilmente accesible por quienes se encuentran en los círculos dentro de los cuales normalmente se maneja este tipo de información; adicionalmente, debe tener un valor comercial; y debe haber sido tenida bajo medidas objetivas razonables de custodia para mantenerla en secreto.

Señala la Superintendencia que no existen normas referentes a la forma de proteger un secreto comercial, pero uno de los métodos más usados para esto es la inclusión de cláusulas de confidencialidad, mediante las cuales se restrinja el uso público de la información que se comparte en virtud del contrato; estas cláusulas generan una relación de confidencialidad entre los participantes y producen la obligación de guardar y no revelar a terceros información que las partes deseen proteger 

3. La Superintendencia de Sociedades señala que no debe confundirse la categoría de Situación de Control con la categoría de Grupo Empresarial

La Superintendencia de Sociedades, aclaró mediante Concepto 220-002605, de enero de 2018 respecto a la situación de control, que esta existe en la medida en que el poder de decisión de una sociedad controlada o subordinada esté sometido a la voluntad de otra u otras personas que serán su matriz o controlante.

Por su parte, el presupuesto de existencia del grupo empresarial consiste en que, además de existir la situación de control o subordinación, se identifique la presencia de unidad de propósito y dirección entre las entidades vinculadas. Esto se presenta cuando todas las entidades persiguen la consecución de un objetivo determinado por la matriz o controlante en virtud de la dirección que ejerce sobre el conjunto, sin perjuicio del desarrollo individual del objeto social o actividad de cada una de ellas. 

 De acuerdo a lo anterior, no puede confundirse la situación de control con la situación de grupo empresarial, pues se trata de dos categorías diferentes, mientras la primera hace relación con el poder de decisión, como elemento esencial, la segunda se refiere a la alineación que sufre todo el conglomerado en función de un objetivo común, determinado por la matriz. 

4. Colombia e Italia firmaron acuerdo para evitar la doble tributación

El ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, firmó el pasado 26 de enero de 2018  en Roma un acuerdo con el Estado italiano con el fin de evitar la doble tributación. Este tratado va en la misma línea de los que ya se han suscrito con Francia y con el Reino Unido y busca facilitarles las operaciones a los inversionistas de ambos países.

El acuerdo busca evitar que los inversionistas tengan que pagar dos veces impuestos similares vigentes en los dos países, con lo cual el objetivo del acuerdo es impulsar el flujo de inversión extranjera directa en Colombia.

Este tratado establece tarifas aplicables a dividendos del 5% cuando los beneficiarios de los dividendos son fondos de pensiones y sociedades que poseen más del 20% del capital de las sociedades que reparten dividendos, 15% en todos los demás casos.

Cuando se trate de intereses se aplicará una retención en la fuente del 0% cuando el beneficiario sea alguno de los dos estados; 5%, si se trata de un fondo de pensiones o una empresa estatal y 10% en los demás casos.

Finalmente, en relación con las ganancias de capital, la enajenación de acciones estará gravada en el país receptor de la inversión cuando: (i) el valor de éstas se derive en más de un 50% de bienes inmuebles ubicados en el país receptor de la inversión, o;  (ii) el enajenante de las acciones haya tenido una participación mayor al 10% de la sociedad de la cual se están enajenando las acciones. 

Adicionalmente, el acuerdo incluye una serie de disposiciones destinadas a luchar contra la evasión y la elusión de impuestos, así como compromisos para intercambiar información entre las autoridades competentes de los dos países.   

5. Aunque el CREE fue derogado, la Reforma Tributaria introdujo nuevamente la exención del pago de parafiscales

La DIAN señaló expresamente en un concepto reciente que en la actualidad la exoneración en el pago de aportes parafiscales se encuentra vigente, no obstante la Ley 1819 del 2016 derogó de manera expresa los artículos que regulaban el impuesto sobre la renta para la equidad (Cree).

Así mismo, ha expresado la DIAN que la ley 1819 consagró en su artículo 65 la exoneración del pago de aportes parafiscales a favor del Sena, del ICBF y las cotizaciones al régimen contributivo de salud para las sociedades, personas jurídicas y asimiladas contribuyentes declarantes de renta, correspondientes a los trabajadores que devenguen, individualmente considerados, menos de diez salarios mínimos mensuales legales vigentes. 

De igual forma, están exoneradas de la obligación las personas naturales empleadoras respecto de los empleados que devenguen menos de diez salarios mínimos mensuales legales vigentes.